22.6.09

Mirá te explico escomo un cosquilleo por todo el cuerpo, como si te rosaran despacitos de pies a cabeza, te dan ganas de soltar el grito más grande que tenés muy guardado. Cerrás los ojos y todo mejora, el sonido te llega más, sentís que estás conectada con él y te lo dedica solo a vos, aunque sabés que no es así. Adentro tuyo te recorre una paz, que te dan ganas de estar así para siempre. Tratás de estirarte para relajarte mejor y tu cerebro empieza a imaginar cosas que nunca antes se te hubiera ocurrido, perversidades, locuras, diversiones, todas juntas; es un mar de sensaciones, que no hay palabras para describirlo, es algo inexplicable
Eso me pasa a mí cuando escucho la voz de Sting ♥

¿Qué? ¿Creíste que hablaba de otra cosa?

1 comentario:

exiliada dijo...

todo eso che?
no me imagino si lo tuvieras adelante tuyo hablándote