14.9.12

No hay palabras creo para describir lo que se siente ver un lugar que viste todos los días por 14 años y sentirlo diferente. De repente estás vos parada en ese lugar y es como un fantasma tuyo mirándolo desde afuera. Ya no molesta madrugar, vestirse, ir. No se siente más depresivo porque sabés que en no más de cuatro meses no vas a tener que estar más ahí. 
Una forma de describirlo es como pasar de nivel en un juego y esto es sólo el bonus.

1 comentario:

Zacks! dijo...

Dicen que cuando uno vuelve a un lugar que no ha cambiado, pero ve todo distinto, el que cambió fue uno.

Es lindo el lugar desde donde mirás. Bah, días medios tristes, o repletos de alegría, o aalgunos que se miran con un poco de resentimiento, pero cuando se acerca el final uno no puede evitar pensar todo lo que hizo para llegar hasta ahí y cómo sigue la historia!

Ojalá siga bien y disfrutes los últimos momentos de este bonus!

Un beso!