9.12.12

Por segunda vez probé y orgullosamente sin daños colaterales. Aplausos para los dos.
Aunque sí admito que fui débil al quedarme dormir en su camisa y en sus brazos. Hay que saber entender, fue mucha actividad física junta.
Una vez más, todo redondo

No hay comentarios: